lunes, 15 de agosto de 2011

"OJO VAGO" - JAVIER SERRANO


105-Me acuerdo de que cuando tenía unos cinco o seis años me diagnosticaron un ojo vago, el derecho, y me mandaron unas gafas correctoras. Por aquella época, y como parte también del tratamiento, me obligaban a ponerme un parche -un trozo de esparadrapo con algo de adhesivo- en el ojo contrario, para forzar así al ojo vago a trabajar. Me daba tal corte mi aspecto de pirata cegato que no salía a la calle durante la hora que duraba la penitencia. Con el tiempo el problema se fue corrigiendo, si bien no recuerdo cómo, pues al día de hoy no sé si el ojo derecho dejó de ser vago o la pereza se extendió al resto del cuerpo, en una suerte de metástasis holgazana.



No hay comentarios:

Publicar un comentario