lunes, 23 de enero de 2012

"LA DEUDA" (FRAGMENTO) - FELIPE HERNÁNDEZ


En la página 139 de "La deuda" (Editorial Sloper) se puede leer lo que sigue:

«-No se confunda —cortó con firmeza Godoy—. Piense con la cabeza. La vida de la inteligencia es austera. Un hombre inteligente no necesita placeres ni viajes ni bienes, porque todo lo tiene en la cabeza. Dese cuenta, todas las posibilidades humanas caben en un simple alfabeto o en una partitura musical. Una mente lúcida no necesita perderse en el caos de la realidad, porque es precisamente esa mente la que amuebla e infunde vida a una realidad que, de hecho, no existiría sin su aliento. Rodearse de materia, desplazarse sin dirección o cegarse con una infinidad de imágenes sólo conduce a incapacitar nuestras cabezas y a convertirnos en objetos inertes. Le diré algo: me temo que las máquinas, los automóviles y las agencias de viaje se han creado únicamente para suplir las deficiencias de gentes sin alma e intelectualmente tullidas. Y tengo la certeza de que un hombre que necesite habitar una mansión o poseer bienes suntuarios ha de tener por fuerza alguna tara. Yo no hago más que constatar esas simples conclusiones y me limito a mover las piezas.»

No hay comentarios:

Publicar un comentario