martes, 27 de noviembre de 2012

«ME ACUERDO (JE ME SOUVIENS)» (1) – GEORGES PEREC

Textos extraídos del libro Me acuerdo, de Georges Perec, publicado por Berenice y traducido por Yolanda Morató.

Georges Perec
39

Me acuerdo de que sorprendieron a un corredor de los 400 metros mientras intentaba robar en los vestuarios de un estadio (y de que, para librarse de la cárcel, fue obligado a alistarse en la guerra de Indochina).

43

Me acuerdo del Adagio de Albinoni.

50

Me acuerdo de la época en la que Sacha Distel era guitarrista de jazz.

51

Me acuerdo de los autobuses de plataforma: cuando uno quería bajarse en la siguiente parada, tenía que tocar el timbre, pero ni demasiado cerca de la estación anterior ni demasiado cerca de la estación en cuestión.

62

Me acuerdo de los scubidús.

64

Me acuerdo de lo agradable que era estar enfermo en el internado e ir a la enfermería.

68

Me acuerdo de la época en la que eran necesarios muchos meses, e incluso más de un año de espera, para tener un coche nuevo.

70

Me acuerdo de las secciones en revistas infantiles «¿Verdadero o falso?», «¿Sabías que…?», «Increíble pero cierto».

86

Me acuerdo de que Alain Delon era charcutero (¿o era ayudante de carnicero?) en Montrouge.

87

Me acuerdo de que Caravan, de Duke Ellington, era una rareza discográfica y de que, durante muchos años, supe de su existencia sin haberla escuchado jamás.

109

Me acuerdo de la moda de las trencas.

116

Me acuerdo de que en Un mendigo original, había dos perros; uno de ellos se llamaba «Get out of it» y el otro, «You too».

117

Me acuerdo de que, antes de la guerra, Jean Gabin tenía que morir, por contrato, al final de todas sus películas.

125

Me acuerdo de que Kruschev golpeó la tribuna de la O.N.U. con su zapato.

136

Me acuerdo de cuando volvíamos de vacaciones, el 1 de septiembre, y de que todavía quedaba por delante un mes entero sin colegio.

143

Me acuerdo de cuando creía que las primeras botellas de Coca-Cola —las que bebieron los soldados americanos durante la guerra— contenían benzedrina (y que yo estaba muy orgulloso de saber que era el nombre científico del Maxiton).

146

Me acuerdo del canguelo que tenía —en el internado— de que me enceraran la polla.

152

Me acuerdo de que Warren Beatty es el hermano pequeño de Shirley McLaine.

160

Me acuerdo de que los ciclistas tenían una cámara de repuesto enrollada en ocho alrededor de los hombros.

179

Me acuerdo de que el día después de la muerte de Gide, Mauriac recibió este telegrama: «El infierno no existe. Suéltate el pelo. Stop. Gide».

211

Me acuerdo de un queso que se llamaba «La Vaca Seria» («La Vaca que Ríe» los llevó a juicio y ganó).

No hay comentarios:

Publicar un comentario