martes, 30 de octubre de 2012

"GREGUERÍAS" (y 6) - RAMÓN GÓMEZ DE LA SERNA

Ventilador: rosa de los vientos mecanizada.

Incunable es el libro que no se puede leer en la cuna.

El viento es el correo amoroso de las flores.

La gallina llena el suelo de asteriscos.

En realidad los seguros de vida son seguros de muerte.

El oráculo era un mentiroso cuya originalidad consistía en decir las mentiras con anticipación.

Hay maridos que llevan a su mujer del brazo como si la condujesen a la Comisaría.

Una libélula es como un tornillo que vuela.

Los viudos son como mutilados de guerra.

El corazón viejo tiene tos.

El Café es la enfermería del escritor.

Algo se juega uno al echar los dados de hielo en el vaso.

El corazón de la alcachofa está envuelto en sus cartas de amor.

El óvalo es el círculo que adelgazó.

El viudo toma bebidas oscuras como el oporto, el soltero bebidas rubias y el casado vermut seco.

«Mentor» parece ser el que enseña a decir mentiras.

Un beso puede ser una caricia o una llaga.

El más sorprendido por la herencia es el que tiene que dejarla.

Muchas cosas se pueden encontrar en medio del campo, pero jamás un sacacorchos.

Las cigüeñas tijeretean el cielo.

Mujer: nubosidad variable.

Familia: un mantel y seis servilletas.

Mujer con chal, mujer chalada.

Lo peor es llegar a ser jubilado de epitafio.

El relámpago es la rúbrica nerviosa de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario