jueves, 7 de junio de 2012

"EN DEFENSA DE LA DESOBEDIENCIA CIVIL" (I) - HENRY DAVID THOREAU


En defensa de la desobediencia civil fue escrito en 1848 por el estadounidense Henry David Thoreau, en un contexto muy definido: un porcentaje importante de la población estadounidense estaba formado por esclavos, y además Estados Unidos estaba en guerra con México. Thoreau alza su voz en contra de la injusticia de ambos hechos y se niega a que sus impuestos financien a un gobierno capaz de perpetrarlos. Surge así la denominada "desobediencia civil" que habría de influir a importantes figuras posteriores (Gandhi, Luther King, Tolstoi...), así como a diferentes corrientes de disidencia. 
Como se puede apreciar en los siguientes fragmentos, gran parte de lo que dice Thoreau en su obra tiene absoluta vigencia en nuestros tiempos, más de un siglo y medio después.


"Que cada hombre haga saber qué clase de Gobierno gozaría de su respeto, y ése será el primer paso para conseguirlo"

"Todos los hombres reconocen el derecho a la revolución, es decir, el privilegio de rehusar adhesión al gobierno y de resistírsele cuando su tiranía o su incapacidad son visibles e intolerables"

"Las votaciones son una especie de juego, como las damas o el backgammon que incluyesen un suave tinte moral; un jugar con lo justo y lo injusto, con cuestiones morales; y desde luego incluye apuestas. No se apuesta sobre el carácter de los votantes. Quizás deposito el voto que creo más acertado, pero no estoy realmente convencido de que eso deba prevalecer. Estoy dispuesto a dejarlo en manos de la mayoría. Su obligación por tanto, nunca excede el nivel de lo conveniente. Incluso votar por lo justo  es no hacer nada por ello. Es tan sólo expresar débilmente el deseo de que la justicia debiera prevalecer. Un hombre prudente no dejará lo justo a merced del azar ni deseará que prevalezca frente al poder de la mayoría. Hay muy poca virtud en la acción de las masas. Cuando la mayoría vote al fin por la abolición de la esclavitud, será porque les es indiferente la esclavitud o porque sea tan escasa que no merezca la pena mantenerla. Para entonces ellos serán los únicos esclavos. Sólo puede acelerar la abolición de la esclavitud el voto de aquel que afianza su propia libertad con ese voto"

"El error más craso y extendido requiere para su supervivencia de la virtud más desinteresada."

"Hay leyes injustas: ¿Nos contentaremos con obedecerlas o intentaremos corregirlas y las obedeceremos hasta conseguirlo? ¿O las transgrediremos desde ahora mismo? Bajo un gobierno como este nuestro, muchos creen que deben esperar hasta convencer a la mayoría de la necesidad de alterarlo. Creen que si opusieran resistencia el remedio sería peor que la enfermedad. Pero eso es culpa del propio gobierno. ¿Por qué no está atento para prever y procurar reformas? ¿Por qué no aprecia el valor de esa minoría prudente? ¿Por qué grita y se resiste antes de ser herido? ¿Por qué no anima a sus ciudadanos a estar alerta y a señalar los errores para mejorar en su acción?"

"Vine a este mundo no para hacer de él principalmente un buen lugar donde vivir, sino para vivir en él fuera bueno o malo. Al hombre no le cabe el hacerlo todo, sino algo; y porque no puede hacer todas las cosas, no es necesario que haga algo mal."

"Cualquier hombre que sea más justo que sus vecinos, constituye ya una mayoría de uno."

"Lo mejor que un hombre puede hacer por su cultura cuando es rico consiste en tratar de desarrollar y sacar adelante los planes que abrigara de pobre"

No hay comentarios:

Publicar un comentario