domingo, 5 de febrero de 2012

"FAST FOOD NATION" - RICHARD LINKLATER

Publicado por Javier Serrano en La República Cultural: 
 
Título original: Fast Food Nation (2006)
Director: Richard Linklater
Guión: Richard Linklater, Eric Schlosser (Libro: Eric Schlosser)
Intérpretes: Greg Kinnear, Ethan Hawke, Kris Kristofferson, Patricia Arquette, Catalina Sandino Moreno, Luis Guzmán, Bobby Cannavale, Wilmer Valderrama, Lou Taylor Pucci, Esai Morales, Ashley Johnson, Avril Lavigne, Ana Claudia Talancón, Bruce Willis, Paul Dano
Fotografïa: Lee Daniel
País: Estados Unidos, Gran Bretaña
Duración: 115 ’
Producción: Recorded Picture Company / Fox Searchlight Pictures / Participant Productions / BBC Films

Reunión de ejecutivos en Mickey´s, una empresa de comida rápida: según revelan análisis independientes, se han encontrado restos de sustancias fecales en algunas de las comidas que elaboran; dicho en plata: mierda en las hamburguesas. Para saber qué es lo que está pasando encomiendan a Don Henderson (Greg Kinnear), uno de sus ejecutivos estrella (creador, nada más y nada menos, que de la famosa hamburguesa gigante), investigar el caso, para lo cual habrá de recorrer el país, examinando uno por uno todos los eslabones de la cadena productiva. Esta es básicamente la trama central de Fast Food Nation, donde el proceso de elaboración de una hamburguesa, en su búsqueda incesante del ahorro de costes, se convierte en una alegoría del mundo laboral actual, una parábola del modelo de producción vigente en esa Fast Food Nation llamada Estados Unidos, una fábula sobre el sistema económico capitalista que rige los destinos del Fast Food World, donde para que unos pocos vivan bien (y gordos), otros muchos han de sacrificar su bienestar, sus energías, la seguridad en su trabajo, para ser triturados (no solo en sentido metafórico) por la maquinaria productiva.
Fast Food Nation, con su panoplia de historias que se entrecruzan, se mueve a caballo entre Estados Unidos y México, en su viaje descendente desde la cúpula de mando de una poderosa cadena de restaurantes hasta esa tierra de nadie, siempre peligrosa, que es la frontera, con sus “coyotes” armados traficando con personas que habrán de engrosar -eslabones siempre reemplazables- la cadena productiva del vecino del norte, precarizando con sus salarios más bajos no solo sus vidas, también la de los propios estadounidenses: El Sueño Americano.
El ejecutivo Henderson se irá entrevistando con ganaderos, con empleados de la planta procesadora Uni-Globe (donde las hamburguesas son manipuladas por operarios manipulados), con trabajadores de burguers de Mickey´s… descubriendo una realidad que desde lo más alto no alcanzaba a distinguir, y que le llevará al cuestionamiento moral de su propia carrera profesional. Su caso es completamente diferente al de ese grupo de mexicanos que se han colado por la frontera y que tratarán por todos los medios de medrar en la sociedad estadounidense, de ser un gringo más. Para ello todas las opciones son válidas, desde coger cualquier trabajo hasta “vender su propia carne”, ¿les suena?
La película avanza, como si nos transportara en una cinta de arrastre, alejándose cada vez más de las aparentemente inmaculadas y blancas salas de manipulación de la ficticia ciudad de Cody, y el espectador ya comienza a intuir que está abocado a un clímax de sangre y vísceras en algún oscuro matadero, en una escena propia de una película gore, solo que una vez más la realidad (esa realidad de la comida chatarra pero también de la otra comida) supera a la ficción.
En su planteamiento de película coral observamos diferentes actitudes dentro de la lógica implacable del sistema: el cínico ejecutivo Bruce Willis comiéndose una hamburguesa mientras afirma, sin rubor, que al fin y al cabo todos comemos un poco de mierda; el comprometido ganadero Kris Kristofferson; el idealista Ethan Hawke; la empleada de la hamburguesería Mickey´s, interpretada por Ashley Johnson, capaz de rebelarse a su jefe y a su propio e ineluctable destino; el grupo de activistas algo torpes…
Sin ser una obra maestra y a pesar de la simpleza de algunas de sus tramas, Fast Food Nation es una película bastante crítica, valiente incluso, lo cual no deja de ser interesante en el panorama cinematográfico actual. Está basada en el best-seller Fast Food Nation: The Dark Side of the All-American Meal (2001), del periodista de investigación Eric Schlosser, que participa en el guión.
WARNING: Oculto entre los créditos del final, la película contiene un guiño con información relevante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario