sábado, 14 de mayo de 2011

"REACCIONA" - VARIOS AUTORES


Título:
Reacciona
Autores
: VV.AA.
Coordinación:
Rosa María Artal
Editorial:
Aguilar
Primera edición:
2011
Formato:
13,0 x 21,5 cm. 169 páginas
ISBN:
978-84-03-10200-2
Precio
: 9,50 €

Publicado por Javier Serrano en La República Cultural:
http://www.larepublicacultural.es/article4262.html

En la línea del panfleto Indignaos del francés Stéphane Hessel, Reacciona expone 10 razones por las que intenta movilizar al lector, a la sociedad en general, para que actúe frente a la crisis económica, política y social.
Si bien cada capítulo está escrito por un autor diferente, el libro se puede leer (y se lee de una sentada) como un todo compacto y organizado. La obra se abre con un prólogo del propio Hessel y otro de Rosa María Artal, coordinadora del proyecto Reacciona.
El primer capítulo, Debajo de la alfombra, es obra del escritor y economista José Luis Sampedro. Se refiere al marco histórico en que hemos de situar la crisis, "en principio un problema económico- nace de una dominación política (gobiernos sumisos al poder financiero) en la que influye el problema social de los votantes condicionados por la propaganda". También nos previene contra ese concepto ya trasnochado del desarrollo sostenible, y que consiste en explotar (expoliar) a la Naturaleza como si los recursos de ésta fueran inagotables.
En Traspasar los límites de lo posible, Federico Mayor Zaragoza se centra sobre todo en cómo los diversos organismos internacionales (y en especial Naciones Unidas) son ninguneados por la plutocracia capitalista, "El gran dominio", representado por cuatro poderes: el militar, estadounidense; el energético, centrado en un puñado de empresas explotadoras del petróleo; el económico, basado en la especulación y en las agencias de calificación de riesgo; y el mediático, con los mass media concentrados en pocas manos y la proliferación de la industria del entretenimiento.
Reaccionar para avanzar es el título del capítulo del juez Baltasar Garzón. Habla de la vergüenza por el abandono de los principios, de la mediocridad de los gobernantes y de la renuncia por parte de los ciudadanos que consentimos dicha situación. Garzón se centra básicamente en lo relativo a la Justicia internacional y española, con severas críticas al sistema judicial nacional.
Una crisis de verdad y muchas mentiras como respuesta, del economista Juan Torres López, es un análisis lúcido que desmonta algunos tópicos: "Nadie pudo prevenir la crisis. Se nos echó encima de repente", "hay que salvar a los bancos"… Lugares comunes que, a fuerza de repetir en los medios, se acaban convirtiendo en verdades como puños.
Las estafas cotidianas que conmocionan nuestras vidas. Privatizaciones, corrupción, invisibilidad de los cuidados y economía sumergida, es el elocuente epígrafe del capítulo V, escrito por la también economista Àngels Martínez i Castells.
La sociedad desinformada, de la periodista y escritora Rosa María Artal, se centra en el papel desempeñado por los medios de información. Argumenta que hoy en día se confunde noticia con opinión, que los políticos copan las noticias, que el discurso ideológico se ha convertido en una sucesión de flashes de apenas unos segundos… Habla también del lenguaje como instrumento de control.
En La generación estafada, el periodista Ignacio Escolar expone 25 datos, prolijos en números, "para conocer la peor realidad de España". Son datos que quizá el ciudadano común desconoce (por el control a que están sometidos los medios por parte de ciertos grupos empresariales), así: "el 77 por ciento de los pensionistas no llega a mileurista", "los altos directivos españoles son los mejores pagados de Europa", "el 82 por ciento de las empresas del IBEX 35 utiliza paraísos fiscales"…
Hay que seguir renovando el panteón está escrito a cuatro manos por Carlos Martínez y Javier López Facal, profesores ambos de investigación del CSIC. El título alude al libro Mientras no cambien los dioses nada ha cambiado, de Sánchez Ferlosio, y se refiere a la necesidad de cambiar las creencias más inamovibles, los valores imperantes en determinado momento y que no tienen por qué ser los correctos. Los autores hablan de la urgencia de dedicar más presupuesto a la educación y al polinomio I+D+i, ámbitos en los que España invierte un porcentaje mínimo.
En El derecho a la cultura, el periodista Javier Pérez de Albéniz pide la protección de un bien tan importante como despreciado: la cultura. "La educación española dispondrá de 1.800 millones de euros menos en 2011", se pudo leer en los diarios. Albéniz también habla de ese electrodoméstico opiáceo, la televisión, al que el escritor Juan Marsé califica como "verdadero Ministerio de Cultura". Según Albéniz, los objetivos de las televisiones privadas son dos: enriquecerse económicamente y utilizar sus informativos para obtener beneficios políticos. Describe el hundimiento del mundo del disco y del celuloide, el del libro está por llegar. Para él, el mundo de la cultura adolece de corrupción y clientelismo. "Al rebelde le espera la marginación; al dócil, el éxito".
Algo se mueve es el capítulo final, obra de Lourdes Lucía, una de las fundadoras en España del movimiento internacional ATTAC. Dibuja un mundo desesperanzador, con un panorama laboral desolador, tanto para los más jóvenes como para los que se sitúan por encima de los 45; un mundo cuyos recursos naturales están siendo sobreexplotados, donde se fomenta el desprecio a la democracia y a la política, donde se promueve el individualismo (divide y vencerás)… Como ejemplo ilustrativo muestra una noticia aparecida en La Vanguardia: el caso de los ancianos japoneses que, instalados en el último tramo de sus vidas y abandonados por sus familias, han de recurrir a cometer delitos para ser llevados al mejor sitio donde pueden estar: la cárcel.
Si bien el pesimismo está presente en todos los capítulos de Reacciona (tratado en algunos casos con cierta ironía y humor), todos los autores aportan soluciones a algunos de los problemas descritos. Coinciden todos, y aquí se muestran optimistas, en la necesidad, urgencia incluso, de que la ciudadanía salga de la atonía en que se halla inmersa y se lance a tomar la calle, lo que podría obligar a nuestros políticos a comportarse de una manera más digna. Éste es el mensaje último de Reacciona.
El libro contiene breves biografías de los autores mencionados, así como referencias a sus blogs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario