miércoles, 11 de mayo de 2011

"MIS CUATRO ESTACIONES" (6) - Hablando de Antonio Vega


Retazos extraídos del libro "Mis cuatro estaciones", de Juan Bosco (editorial Lunwerg). Desmentidos de ese chico triste y solitario.

Página 102:

Es paradójico que aún así, se dé
Durante muchos años, toda la vida realmente, he sido una persona que ha ido muy a su aire, muy a su bola, y que, en la medida de lo posible, me he mantenido al margen de compromisos sociales y de dejarme ver aquí y allá. Cuanto menos sabes de una persona, cuanto menos se te ve por ahí, más se habla, más se dice y generalmente más errores se rumorean, más datos erróneos se alzan al rumor. En un momento dado, a finales de los ochenta primeros noventa, hubo gente que disfrutó con cierto morbo, relativo a las drogas y a una vida oscura, dibujada y coloreada por ellos mismos para dar forma a esa leyenda negra. Véase aquel Ese chico triste y solitario y otra serie de cosas como ciertos homenajes en vida que tenían unas siglas de póstumo, ciertos comentarios por parte de gente que no dudaban en afirmar que el próximo no sería el último concierto de Antonio Vega, lo sería el siguiente.
Y han pasado quince años
Quince no, han pasado casi treinta años en esta historia, en la música, y espero seguir unos cuantos años más, todo lo que me permita la vida. No tengo otra cosa en la cabeza.
Quince desde Ese chico
Que por cierto, jamás he sido triste ni solitario. He sido una persona a la que siempre le ha gustado -de hecho estoy solo- y me gusta vivir solo y andar solo por la vida, pero me gusta la compañía y busco la soledad bien entendida ya la soledad sana, pero me gusta rodearme de amigos, tengo un sentido del humor bastante desarrollado, no concibo la vida, el momento tras momento, sin el sentido del humor y a todo le veo la caricatura, quizá por forma de ser o carácter, me gusta reírme, me gusta que se rían los demás conmigo y me gusta reírme con los demás.

Página 198:

Siempre ha habido lío
¿Con ese disco? [Ese chico triste y solitario] Claro, es que es acojonante. Ese disco, para empezar yo fui un día a El Corte Inglés -buscando un libro de física, por cierto-, pasé donde los discos y me encontré de pronto un disco de Antonio Vega, blanco, que se llamaba Ese chico triste y solitario, me llevé una sorpresa acojonante porque no tenía ni puta idea, me lo encontré en la tienda, no te digo más. Nada, me lo llevo, empiezo a informarme de cosas y resulta que Paco Martín tuvo un morrazo de cojones porque todos los artistas interpretando temas míos fueron enrollándose a la llamada de Paco Martín y en favor mío y Paco Martín no les pagó un puto duro a nadie, hubo grupos que incluso tuvieron que financiarse taxis, desplazamientos y movidas, cero gasto y, por otro lado, permitiendo cosas que son absurdas y, no vienen a cuento, mal hecho. ¿A cuento de qué tiene que aparecer Manolo Tena con una canción suya? Muy fuerte, qué morro tiene este tío y cómo es posible que admitan esto en el disco.
Y los músicos no te comentaron nada
A mí no me dijo nada nadie. Paco Martín lo revistió todo de sorpresa, de guardar silencio para darme una sorpresa.
Y la llamada fue en boga de que necesitabas pasta
No, no, un homenaje a Antonio porque en ese momento Paco, con sus fantasías, me veía morir, me veía palmar. Y entonces el tío se apuntó al tren del merchandising...
En nombre de la discográfica
Él era la discográfica. Era Pasión Records que era suyo, de él, creo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario