jueves, 27 de enero de 2011

"LA COMEDIA HUMANA" - WILLIAM SAROYAN


Publicado por Javier Serrano en La República Cultural:
http://larepublicacultural.es/article3765.html?var_mode=calcul 

Editorial Acantilado. 210 páginas.
La novela transcurre en Ithaca, un pequeño pueblo en California, donde asistimos a las relaciones que se establecen entre algunos de sus habitantes; mientras, en algún lugar impreciso y lejano está teniendo lugar la Segunda Guerra Mundial.
Los 39 capítulos que componen esta obra del escritor estadounidense (de origen armenio) poseen tal autonomía que casi podrían leerse por separado, como relatos.
El protagonista es Homer Macauley que, pese a ser apenas un adolescente, entra a trabajar en la Oficina de Telégrafos del Señor Spangler, como mensajero, para poder llevar algo de dinero a un hogar donde falta el padre. El propio Saroyan, cuando abandonó los estudios a los quince años, había trabajado, entre otras muchas ocupaciones, en una oficina de correos. Homer simultanea su tarea de entregar a domicilio los telegramas recibidos con sus estudios en el colegio. Tiene como compañero en la oficina al viejo telegrafista Grogan, tan buena persona como borrachín. Y es que ése, el beatífico (ingenuo por momentos), es el tono que emana de la novela, el que impregna a todos los personajes: sencillos, buenas personas, trabajadores, sin grandes pretensiones... Este es un rasgo que suele definir a los personajes de Saroyan: el amor, la fraternidad, pueden salvar el mundo.
Homer se irá convirtiendo en un mensajero de la Muerte: tendrá que llevar telegramas a las familias donde se comunica la muerte de algún hijo enviado a la guerra. Las nuevas experiencias irán marcando su transición del mundo de los niños al de los adultos.
Las historias, las anécdotas, se entrelazan en Ithaca, microcosmos metáfora de un orbe mayor. Ahí está la familia Macauley: Marcus, el hermano mayor, haciendo la guerra en algún lugar lejano, enviando cartas a su familia; su hermano pequeño, Ulysses, dotado de una curiosidad insaciable; su hermana Bess y Mary (la que ha de ser su cuñada); y, por último, la madre. Pero también hay otros personajes: el tonto Lionel Cabot, que nadie quiere jugar con él; la vieja profesora Hicks, intentando inculcar valores entre el alumnado; el señor Covington, armenio y propietario de una tienda; August Gottlieb, vendedor de periódicos y líder de una pandilla de adolescentes...
Y, sin embargo, el gran personaje de La Comedia Humana es la guerra, o más bien la sombra de la guerra. El enfoque de Saroyan es antibelicista: es una guerra loca, fratricida (pues todos los hombres son hermanos) y sin sentido.
Si bien la novela termina con un final previsible, la genialidad de Saroyan consigue que sea un final original.
En cuanto al estilo: la prosa de William Saroyan es ágil, sus personajes están dotados de humanidad y verosimilitud, los diálogos son creíbles (con un excelente uso de la repetición), el humor de algunas escenas es impagable...
Aprovecho para recomendar otro de sus libros, uno de relatos: Me llamo Aram (también conocido por Mi nombre es Aram), donde el autor nos habla de su familia armenia, los Garoghlanian.

No hay comentarios:

Publicar un comentario