jueves, 13 de enero de 2011

"EL INFORME KARSKI (LE RAPPORT KARSKI)" - CLAUDE LANZMANN

Publicado por Javier Serrano en La República Cultural:
http://larepublicacultural.es/article3535.html?var_mode=calcul

 

"El informe Karski" es una película del año 2010 del cineasta francés Claude Lanzmann. Se podría considerar esta cinta como un apéndice de la que es probablemente su obra maestra "Shoah" (1985). Como se recordará, "Shoah" (catástrofe, tragedia, en hebreo) era una película de 566 minutos de duración que hablaba sobre el genocidio judío. Si bien no se mostraba directamente la muerte, era un película sobre ella. Un documental donde hablaban las víctimas supervivientes, pero también verdugos y testigos. La película constituye una referencia obligada para todos aquellos que deseen saber lo que pasó en aquellos campos, y también para todos aquellos que deseen indagar sobre el origen del Mal.
"El informe Karski" habla sobre Jan Karski, polaco y miembro de la Resistencia, que durante la Segunda Guerra Mundial hizo de enlace entre el gobierno polaco en el exilio (en Londres) y los judíos de una Polonia ocupada por los nazis. Padeció, además, prisión y tortura por parte de éstos. El filme, de apenas una hora de duración, nos muestra la segunda parte de la entrevista que Lanzmann hiciera a Karski, y que ya aparecía incluida en "Shoah". Dicha entrevista se grabó en una sesión de dos días, en 1978, en Estados Unidos. El origen de "El informe Karski", explica Lanzmann, hay que buscarlo en el enfado que provocó en él la edición del libro "Jan Karski", publicado en 2009 por Yannick Haenel, donde a juicio del director de cine se ofrecía una versión tergiversada de los hechos.
En "El informe Karski", Karski nos habla -lo hace con gesto grandilocuente, sobreactuado y no exento de ironía- de la última misión que le fue encomendada: dar a conocer a los líderes mundiales (básicamente ingleses y norteamericanos) lo que estaba ocurriendo en los campos de exterminio: el genocidio judío, un hecho de una gravedad tal que no tiene referentes con los que compararse. Para ello, tras las entrevistas con los ingleses se marcha a EEUU donde se alojará en la embajada. Consigue una audiencia con el presidente Roosevelt, el cual parece estar de acuerdo en que hay que liberar Polonia y a los prisioneros judíos, pero parece considerar esto como una cuestión menor, accesoria, que ha de ser realizada por otros. Karski también tiene un encuentro con el miembro del Tribunal Supremo, Felix Justice Frankfurter, hombre poderoso y también judío. Tras serle narrados los hechos, Frankfurter, juez del comportamiento humano, se limita a decirle a Karski que "no le cree". Con una actitud cínica, afirma que no piensa que Karski esté mintiendo, sino que simplemente "no le cree".
Karski no juzga a esos dirigentes, sino que afirma que los hombres de aquella época, la de finales de la Segunda Guerra Mundial, no estaban preparados para el horror que posteriormente habría de descubrirse.
Claude Lanzman aprovechó el pase de la película en el Círculo de Bellas Artes (13.01.2011) para promocionar su reciente libro: "La liebre de la Patagonia" (Seix Barral). Estuvo firmando ejemplares en el vestíbulo del cine (patético, por cierto, el intento -bastante forzado- del fotógrafo Alberto García-Alix por hacerse una foto junto a él). Sabido es el carácter desabrido del cineasta de 85 años. Así quedó patente en la introducción que hizo de la película, donde la que hacía las veces de traductora de francés al español tuvo que ser sustituida por un traductor más competente. Lanzmann habló sobre quién era Karski y la relación que esta película tenía con la descomunal "Shoah". No ocultó su mosqueo cuando se le invitó a ir terminando para poder pasar a la proyección de la película. No le faltaba razón a Lanzmann, ¿para qué sirven este tipo de proyecciones, con el autor presente, si no van acompañadas de un posterior debate con él? Pienso que Claude Lanzmann habría dado mucho juego en una charla posterior. Desgraciadamente, la sensación que se le queda a uno es que la proyección del fime no fue más que un acto promocional de la película y también del libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario